Legislativas

El Concejo repudió los audios de Saín y pidió que la Justicia esclarezca los hechos

En la sesión de este jueves el Concejo Deliberante de la ciudad aprobó un proyecto de comunicación para repudiar y rechazar los audios del ex Ministro de Seguridad, Marcelo Saín, conocidos en el marco por la investigación de espionaje ilegal. El impulsor de la iniciativa, el radical Hugo Marcucci, pidió que la Justicia vaya «a fondo contra Saín que llegó a Santa Fe llevándose por delante el estado de derecho».

«Está claro que Saín impartía órdenes para armar causas judiciales y perseguir a quienes, por ejemplo, tienen la enorme responsabilidad de garantizar la libertad de prensa»

Concejal Hugo Marcucci

«No podemos estar ajenos ante semejante hecho que ocurrió en la provincia de Santa Fe», sostuvo el edil de Juntos por el Cambio en el recinto. Aprovechando el micrófono recordó que Saín «se burlaba de los santafesinos con frases despectivas» que a poco de haber comenzado su gestión frente al Ministerio de Seguridad ya «daban indicios de una palabra que empezó a circular ‘perfilamiento’«.

Sin demasiadas vueltas, Marcucci disparó: «Es espionaje ilegal. No hay otra manera de entender ese eufemismo». Y puso la lupa sobre «el uso de los recursos del Estado para armar causas a diversos dirigentes» entre los que se encontró a «empresarios, políticos, periodistas y hasta quienes cumplen funciones en el oficialismo». Y cerró: «Es una situación que nos recuerda a las peores de la argentina cuando se aparta del Estado de Derecho».

A continuación tomó la palabra el concejal socialista Paco Garibaldi, que apareció en el listado de las personas ‘perfiladas’ por el Ministerio de Seguridad de Saín. «Estamos dolidos y preocupados por lo que atraviesa nuestra provincia cuando todos los indicadores de seguridad están desmejorando», comentó. «No podemos permitir que lo descrito en los audios que serían de ex funcionarios provinciales ocurra en un estado democrático», sumó el edil.

«La gravedad institucional es total y requiere que el Gobernador dé explicaciones»

Concejal Paco Garibladi

«Si se verifica que los audio pertenecen a Saín, es un socavamiento a los valores democráticos e institucionales de la Provincia«, subrayó y enumeró lo delitos en los que incurrirían los involucrados de comprobarse judicialmente el caso: «Inteligencia ilegal, tráfico de influencias, detenciones ilegales, destrucción de documentos públicos y resolución de internas partidarias con decisiones de Gobierno que afectan a la seguridad pública».

«En la causa de las escuchas ilegales, personalmente me vi afectado por ese perfilamiento. Según los fiscales abarcó a mis familiares directos sin orden judiciales, sin causa o motivo que no sea tener información para redes sociales, declaraciones mediáticas«.

«Necesitamos claridad sobre lo que está pasando» y rememoró que por mandato de Perotti al Fiscal de Estado Rubén Weber, Santa Fe se constituyó como querellante en la causa. «Debemos conocer qué se está haciendo para que la investigación avance», requirió y enfatizó que «la Justicia tiene que avanzar de manera libre, sin obstáculos o condicionamientos hasta el fondo, caiga quien caiga».

En el justicialismo quien procedió a sentar posición fue la concejala Jorgelina Mudallel, la representante del perottismo en el Concejo. Si bien manifestó el acompañamiento al repudio, apuntó contra los dichos de su par socialista que la antecedió. «Me hace ruido la doble vara que maneja», comenzó y lanzó una acusación: «No recuerdo que cuando Garibaldi era diputado le haya reclamado al ex Gobernador Lifschitz cuando se conocieron los audios del ex ministro de Seguridad, Pullaro».

«Pullaro no fue removido de su cargo», destacó la legisladora y señaló a la «diferencia abismal» con el caso de Saín. A la postre, Mudallel reprodujo un audio al micrófono del ex titular de Seguridad del último Gobierno progresista con el fiscal General de la Provincia sobre una detención que debía ocurrir después de las elecciones de 2017.

«Hablo de doble vara por que hay que apelar a la responsabilidad política. Cuando actuamos desde el oportunismo político perdemos la capacidad de tener la misma postura con todos los casos de gravedad institucional», concluyó.

Inmediatamente, Garibaldi recogió el guante y vociferó que «decir acompaño pero es como no acompañar». Visiblemente irritado, expresó: «Me cuesta mucho desapasionarme cuando la justicia me confirma que soy víctima de que el Ministerio de Seguridad estuvo buscando información mía y de mi familia para vaya saber qué fines sin orden judicial» y se preguntó: «¿Y estamos acá hablando de doble vara?».

Por su parte, el representante de Barrio 88, Guillermo Jeréz, quien además de acompañar la iniciativa de Marcucci también repudió a la figura «del nefasto personaje que es Saín». En esa línea, hizo la salvedad de recordar a la audiencia que «fue Lifschitz quien, a instancias de Pullaro, trajo a Saín a Santa Fe».

En lo que el edil centró sus razonamientos es en «el intento de instaurar ciertas prácticas propias de nuestra frágil democracia que tienen que ver con los sótanos de la democracia, los servicios de inteligencia».

«Seguramente, cuando nos llamaba ‘pueblerinos’ debe haber tenido que ver con que aquí no compartimos sus prácticas», fustigó sobre aquel controversial episodio del entonces titular de Seguridad.

Sobre el final, Jeréz coincidió con las valoraciones de Mudallel y exclamó: «Esperemos que las mismas personas de los distintos partidos que hoy conforman este cuerpo tengan la misma actitud cuando otros dirigentes utilicen los recursos del estado para dirimir algún conflicto político interno o externo».

Fiebre Creativa