Destacadas

Diputados declaró su repudio al intento de nombrar a un represor en el Servicio Penitenciario

A instancias de un declaración de la diputada socialista Lionella Catalini, la Cámara baja de la Legislatura manifestó su más enérgico repudio y profunda preocupación por la designación del Teniente Coronel (R) José Alberto Bernhardt como director del Servicio Penitenciario.

«A pesar de haberse dado de baja el decreto 798, firmado por el Gobernador Omar Perotti y el ministro de Seguridad Jorge Lagna, que designa a Bernhardt queríamos manifestar nuestra preocupación«, expresó la legisladora propinante.

«En primer lugar por la falta de rumbo de las políticas de seguridad a lo que se le suma la falta de compromiso con la memoria«, continuó tajante. En ese sentido, resaltó que consultaron al secretario del Servicio Penitenciario de la ProvinciaWalter Gálvez sobre el asunto quien les respondió que «la designación respondía al perfil que se le quiere dar al Servicio Penitenciario».

Con base en eso, Catalini preguntó ante la presidencia del Cuerpo y sus pares: «¿Cuál es el perfil que le quiere dar el Gobernador nombrando a una ex represor?»

Inmediatamente, el diputado Nicolás Mayoráz pidió la palabra para comentar la posición contraria de su bancada a la declaración que sería aprobada a posteriori. «Seguimos el tema desde el primer momento y no encontramos en el Teniente Coronel ninguna causa que lo inhabilite para ocupar un cargo público«, argumentó el legislador que a días del 29 de abril propuso hacer una monumento al ex Gobernador Carlos Reutemann.

«Su participación en el Batallón 601 no se compara siquiera con la cantidad de tiempo que él estuvo cumpliendo funciones de gobierno en tiempo democrático«, continuó y acusó que «sectores radicalizados» atacan a Bernhardt «por el simple hecho de ser militar».

Antes de finalizar, Mayoráz comentó que el hermano gemelo del ex teniente coronel perteneció a la Fuerza Aérea y cayó combatiendo en Malvinas siendo condecorado post mortem. «Deberíamos mencionarlo», consideró.

En tanto, el diputado del Frente Social y Popular, Carlos Del Frade, recogió el guante y rememoró que a principios de los años 2000 recibió una denuncia del comisario Luis Galanzino que se desempeñó en el mismo área de Seguridad en la que revestía Bernhardt durante la gestión del ex Gobernador Jorge Obeid. Según dicha declaración -que posteriormente fue asentada ante la Comisión Interamericana de DDHHel postulado por Perotti para ser director en la administración de las cárceles «era el encargado de llevar y traer a los presos al centro de clandestino de detención ‘La Calamita’ en Granadero Baigorria».

«Estamos totalmente de acuerdo con el proyecto de declaración de la diputada Catalini», cimentó Del Frade pero antes de terminar su alocución manifestó con preocupación: «¿Cuál es el el criterio filosófico político de pensar la seguridad democrática para elegir cual es la persona idónea para poner en el Servicio Penitenciario?».

A continuación los diputados Amalia Granata (que días atrás sembró la controversia al reflotar una propuesta endurecida del PRO que algunos sectores tildaron de la «vuelta de la colimba»solicitó la abstención de votar. Lo propio hizo el legislador de la Coalición Cívica Sebastián Julierac Pinasco.

Es de destacar que en otra breve intervención, Mayoráz coincidió en la pregunta que hizo Del Frade y con la idea que plasmó Catalini sobre la falta de rumbo de la política de seguridad del Gobierno de Omar Perotti. «Para mí no hay rumbo de seguridad lo que es mucho más grave», cerró.

Fiebre Creativa

Acerca del autor

Mariano Rodríguez Carbone

Comentar

Click aquí para dejar un comentario