Policiales

Lograron frustrar una fuga de la ex Comisaría 7ma

Fue una denuncia anónima la que puso de aviso al personal policial sobre 20 presos que estaban alojados en el precinto de barrio Yapeyú frente al Mercado de Abasto. Algunos barrotes de las celdas habían sido rotos. De las acciones de prevención participó el Cuerpo de Guardia de Infantería.

Para que no prosperaran futuros internos una guardia permanente quedó montada en la dependencia policial durante toda la noche. Ya por la mañana los herreros de la Sección Logísticas se dispusieron a reparar las estructuras de los calabozos que fueron violentados.

Entiende en el caso el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Omar de Pedro. El funcionario ordenó a la Agencia de Investigación Criminal (AIC) que lleve adelante peritajes criminalísticos sobre los barrotes de la cárcel.

Fiebre Creativa

Acerca del autor

Bajada Libre

Comentar

Click aquí para dejar un comentario