Locales

Se imputará a 32 hinchas de colón y se investiga la convocatoria a una nueva manifestación

El Ministerio Público de la Acusación desplegó varias líneas investigativas a partir de las imágenes tomadas por las cámaras públicas de las calles de la ciudad durante los 3 días de festejos por el primer campeonato de Colón. Es de resaltar que quienes participaron infringieron decretos nacionales y provinciales dictados en la pandemia de coronavirus.

Quien solicitó las requisas fue el fiscal Estanislao Giavedoni y este jueves ofreció una conferencia de prensa con varias precisiones. Según explicó el funcionario, se secuestró un camión en el que se trasladaban 32 simpatizantes sabaleros. «Todos fueron identificados y el martes o miércoles que viene serán citados a audiencia imputativa por la violación a las medidas impuestas por el Gobierno tanto nacional como provincial en lo que refiere a la prohibición de circular», espetó.

Además, señaló que la fiscalía ha solicitado «todas las cámaras LPR que permiten identificar patentes y están ubicadas en distintos puntos de la ciudad, las cuales toman fotos secuenciales y aleatorias». Según comentó, esto permitirá «tener información para que el municipio intervenga y así poder identificar a quienes participaron de los festejos, principalmente el domingo».

En otro orden, recordó que el «poder punitivo» no es potestad única del MPA sino que es facultad del Estado municipal y el Provincial a través del Ministerio de Seguridad «en este tipo de casos».

Por otro lado, a Giavedoni y su par Manuel Cecchini, el fiscal general Carlos Arietti les encomendó poner la mirada sobre una convocatoria hecha por redes sociales para una nueva caravana de hinchas sabaleros.

“Atento a que ello podrían configurar una conducta encuadrada en el artículo 209 del Código Penal (en relación a la violación de las medidas adoptadas por las autoridades competente para impedir la propagación de una epidemia –Art. 205 del Código Penal-), den inicio a una investigación preparatoria”, manifestó Arietti a través de un escrito.

El fiscal busca evitar a través de todos los medios a su disposición que se provoquen grandes aglomeraciones de personas como ocurrió el fin de semana pasado. En primera instancia, mandó a peritar el origen y la huella electrónica que el flyer del llamado a marchar ha dejado. Es decir, determinar de donde provino.

Desde la óptica legal, quien generó la convocatoria como quienes la difunden son pasibles de que se les achaque la violación al artículo 209 del código civil cuya consecuencia es prisión por un lapso de 2 a 6 años. La carátula es instigación a la comisión de un delito.

Fiebre Creativa