Política y Economía

Cese de exportaciones de carne: «Se necesita un trabajo más federal, consensuado, con las provincias adentro»

Así lo consideró el ministro de Producción , Ciencia y Tecnología de Santa Fe, Daniel Costamagna, en un reportaje que se le hizo en Edición Límite (Radio de Noticias). Para la Provincia, la decisión tomada por el Gobierno nacional fue inconsulta y por eso cosechó el rechazo inmediato del Gobernador Omar Perotti y toda su administración.

Consultado sobre las formas de Casa Rosada en torno al tema, Costamagna dejó en claro que la Provincia -que concentra casi el 45 por ciento de las exportaciones cárnicas de la Argentina- no fue consultada y se limitó a expresar: «Se podría haber abordado de otra manera».

Cuando se le preguntó acerca de la distorsión de precios de la carne que actualmente hace de ese tradicional producto un artículo suntuario para el ciudadano de a pie, el funcionario insistió con recurrir a un diálogo abierto y a revisar la cadena de formación del valor. Primero señaló que la carne que se exporta no es la que se consume en el mercado interno y explicó que hay dos tipos de carne: «La ternera que es cara de producir y de comprar y el asado de novillo de exportación, el que comimos toda la vida hasta que aparecieron los feedlot”.

En ese sentido, consideró que la población se volcó a este último sistema que tiene altos costos de funcionamiento, entre ellos el maíz, y por eso el altísimo precio a la población.

No obstante, Costamagna postuló que se puede trabajar en «mejorar la situación de la producción que se queda acá» y enumeró que puede lograrse con «una mesa amplia de diálogo; con rever la intermediación que hay en la carne donde el productor recibe 350 pesos por kilo y en la carnicería está a 800 o 900«. Desde allí, sostuvo que «en el medio hay mucho para ver y controlar» y que el Gobierno nacional, con asistencia de las provincias, «tiene elementos para controlar la irregularidad, la evasión y los mercados concentradores«. Por último, agregó a la lista que debe ser trabajada cuanto antes» por las partes, «un estímulo fuerte a la producción».

En relación con el conflicto que permanece latente, habló de la reunión que sostuvo con los gremios de la carne en la mañana de este martes. Enfatizó que la administración provincial «coincide plenamente en la posición de los trabajadores” ya que las pérdidas laborales son reales y las económicas por un mes sin exportación podrían alcanzar los 200 millones de dólares.

Por último, el ministro de la Producción indicó que le comentó a su par de Nación, Luis Basterra, el acuerdo que se logró en torno a la producción láctea. «Se celebró un convenio importantísimo y estuvieron todos los actores del sector”, apuntó y preguntó: «¿Por qué no traspolarlo a la carne?».

Fiebre Creativa