Política y Economía

El Gobierno imputó a 3 grandes empresas por infracciones en la Ley de Defensa al Consumidor

La Secretaría de Comercio Interior de la Nación detectó que las compañías Mondeléz, Bagley (Grupo Arcor) y PepsiCo por comercializar dos productos con rótulos prácticamente idénticos a otros ya existentes en las góndolas con precios diferentes. Ante la proliferación de este tipo de prácticas, el Gobierno creó el Sistema de Fiscalización de Rótulos y Etiquetas (SIFIRE) .

Dichas firmas infringieron principios básicos de la Ley de Defensa al Consumidor (Nº 24.240) al modificar mínimamente una propiedad y/o el contenido neto de algunos de sus productos, para luego poder incrementar sustancialmente sus precios.

Así, Mondeléz comercializa las galletitas «Pepitos» en dos presentaciones cuyos rótulos resultan similares y engañosos. Ambos paquetes se venden bajo el nombre «Pepitos Original», utilizando idéntico envoltorio en cuanto a color, diseño y frases. Sin embargo, existe la diferencia de 1 gramo en el peso neto (118 gr y 119 gr) y un incremento de más del 50 por ciento en el precio final. También, en el rótulo del envase de 119 g, se lee la leyenda «Con chispas Cadbury». Independientemente de que esta cualidad exista y sea efectivamente el diferencial entre ambos productos, la misma podría no advertirse frente a la multiplicidad de estímulos que contienen los rótulos.

El caso de Bagley es parecido. Presentan las galletitas «Sonrisas» en versiones casi idénticas pero con 10 gramos de diferencia. Solamente por esto, imprimen un 30 por ciento de aumento en el precio al paquete más pesado.

Y lo propio se detectó en productos de PepsiCo: En las góndolas conviven dos versiones de palitos salados (Pehuamar) con una diferencia de 6 gramos en su peso neto y de aproximadamente el 15 por ciento de suba en el precio final. 

Fiebre Creativa